domingo, 3 de junio de 2018

VII Concurso de microrrelatos de temática libre "Pluma, tinta y papel"

VII Concurso de microrrelatos de temática libre "Pluma, tinta y papel" 


Ahí estoy, otra vez, viendo como publican mi microrrelato en la antología Pluma, tinta y papel. Un lujazo, siempre lo es.

Lo cierto es que ocurrió todo tan deprisa, que casi no sé que sucedió. Mi lector cero preferido, Gonzalo, me envió un mensaje con el link del concurso, el día que terminaba el plazo para presentar un microrrelato al concurso. Primero pensé, es el último día, ¿qué quieres que haga?, pero entré de todas formas a ver de que iba aquel concurso.

Leí las bases, pensé, tengo diez minutos para presentar algo o ya no podré hacerlo, ¡madre mía!¡Es imposible! Así que, por supuesto, abrí el editor de textos, seleccioné un documento nuevo y viendo que solo me quedaban nueve minutos, escribí, sin saber que otra cosa podía hacer, con la sensación de que me quedaría sin tiempo, al ver que las agujas del reloj avanzaban de forma inexorable.

Todavía no sé como, ni porque, pero lo terminé y se fue volando por las redes para llegar a Diversidad Literaria. Ahí está, otra vez, siendo publicado en la antología Pluma, tinta y papel. Bien acompañado, siempre lo está.


Renacer
La luz se colaba tras la ventana entrecerrada, para dar un poco de color a la habitación. Al intentar subir la persiana, parpadeó desconcertada. ¿Cuánto tiempo había estado a oscuras? Sintió miedo, la respuesta era siempre. ¿Por qué atreverse a salir? Los pétalos de una flor brillaron al caer una gota de rocío. Se acerco, estirando sus dedos para rozarla. El frío de la mañana acarició su piel. Dio un paso, que ya no pudo detener.
Cristina Rodrigo

domingo, 27 de mayo de 2018

Rendirse o morir

¡Hola de nuevo mis queridos lectores!

¿Rendirse o morir?

¡Jamás! Aunque dicen que nunca digas, nunca jamás.

Pero, ¿cómo rendirse, cuando la derrota es la muerte? Si la tinta corre por vuestras venas, como lo hace por las mías, comprenderéis lo que pretendo explicar.

Sin mis sueños, no podría escribir. Si no escribo, dejo de soñar. Una paradoja que se retroalimenta, pese a las dificultades que pueda encontrar.

El oficio de escritor no es un oficio de verdad, no al menos como se entienden otros. Es una forma de vida, donde el alma ordena y el corazón manda. De otra forma, seríamos mercenarios a sueldo, a quienes no importarían ni los sueños propios, ni la de los lectores.

Porque en el fondo, todo esto es por y para vosotros, mis queridos lectores. Esos que de vez en cuando dejáis un "megusta" en las redes, con un guiño y una sonrisa.

Todos necesitamos sueños y los míos son escribirlos para vosotros. Por eso a veces desaparezco, para juntar letras que algún día podáis leer. Últimamente, lo he hecho mucho, eso de ser un fantasma que no se deja ver, así que intentaré sacar por aquí un poquito más la cabeza, tener nuevas historias para el blog y, quizá, lograr poner en marcha mis reseñas, que de libros, tengo muchos por mostraros.

No sé si seré capaz, pero para el mes que viene, ese es mi propósito: "Las reseñas de Cristina"

Espero que os gusten los libros que he preparado y que los disfrutéis como yo lo he hecho.

¡Hasta la próxima!

lunes, 14 de mayo de 2018

La ira de Najira

¡Hola de nuevo mis queridos lectores!

Hoy quiero compartir con vosotros mi microrrelato"La ira de Najira", ganador del premio Books' Ladder 2018.

Que lo disfrutéis.


La ira de Najira


Najira sintió enrojecer las mejillas. Un extraño calor subió por su cuerpo. No era una sensación reconfortante. Más bien, era furia pura. Una rabia incontrolada que amenazaba con quemarla. A su última vejación, se unieron todos los recuerdos de los insultos, las palizas y … Se estremeció, al sentir el sucio tacto de sus manos en sus senos. No, no podía soportarlo una vez más. Las náuseas cesaron, dando paso a una ira descontrolada. El hombre soltó a su presa desconcertado. El calor se transformó en una fría llama. Los ojos de Naijira ardieron, con un fuego que no quemaba. Ahora la presa había atrapado al cazador, que retrocedió asustado. Ella alargó la mano de forma instintiva, para evitar que escapara. En cuanto sus dedos rozaron el brazo de su agresor, la piel del hombre prendió con un fuego abrasador. Los gritos de dolor se apagaron con las llamas. El cuerpo cayó sobre el suelo de la cabaña, que ardió con la misma fuerza que emanaba de la ira de Najira.

La joven se escabulló antes de que los primeros vecinos acudieran a socorrerles. Najira los observó con detenimiento. Ninguna mujer había acudido, presas de hombres como el que yacía en la cabaña, seguían atrapadas en sus míseras vidas. Nadie las ayudaba, nadie, hasta ahora. Najira permitió que su ira se extendiera sobre su cuerpo, las llamas danzaron alegremente sobre su piel. La ira se acrecentó en su interior. Los gritos de terror surgieron de las gargantas de aquellos acostumbrados a provocarlos. Sus cuerpos ardiendo, iluminaron las oscuras callejuelas. Algunas mujeres se atrevieron a asomarse. Los gritos de terror se apagaron por las lágrimas de libertad.

Najira les dio la espalda. Ya no pertenecía a aquel lugar. No apagaría su ira. Se nutriría de ella para seguir su nuevo camino. El camino de la ira de Najira.

Cristina Rodrigo

domingo, 4 de marzo de 2018

Reseña "El regreso de la magia"

Reseña "El regreso de la Magia"

Reseña “El Regreso de la Magia”

Desde cierta declaración de Umbral, creo que todo escritor ha sentido el deseo de pronunciar cierta frase, grabada en nuestra memoria para siempre. Así que: he venido a hablar de mi libro, si no se habla de mi libro, me voy.
Además, no voy a ser yo quien os cuente nada de El regreso de la magia, porque LauryMg os cuenta mejor que yo, por qué El regreso de la magia es buen regalo en su blog The island of neverland
¿A qué estas esperando para leerlo?

lunes, 19 de febrero de 2018

¿Qué leer? Recomendaciones de una soñadora

¡Hola de nuevo mis queridos lectores!

¿No os asalta a veces una aterradora pregunta? ¿Ahora, qué leo? Sobre todo, después de haber devorado un libro de los buenos. Pues aquí llega una pequeña recomendación:

Un libro es mucho más que un simple regalo porque abre un mundo nuevo de experiencias y aventuras a quien lo recibe.
Los libros, que nos dan alas para volar a rincones donde nadie ha estado jamás.
A MIS LECTURAS INOLVIDABLES TENGO INDELEBLEMENTE ASOCIADOS EL VOLUMEN, LA CUBIERTA QUE ME ACOMPAÑÓ DURANTE DÍAS, EL TACTO Y EL OLOR DISTINTOS DE CADA EDICIÓN
Javier Marías
Pero, ¿qué libros puedo leer?
No creo en libros buenos o malos (salvo excepciones, como el de Belén Esteban). Hay momentos en los que necesitamos libros contundentes, como el Quijote, otras, libros que sencillamente nos distraigan. A veces nos apetece la novela histórica, otras la fantástica. Leer libros, siempre nos aporta algo.
Soy escritora de novela fantástica porque es el lugar donde mis historias vuelan, pero no sólo leo fantástica. Lo dicho, depende del momento. Así que aquí van novelas donde sumergirse en historias maravillosas y que cada cual siga su camino.
Novela histórica.
Los que me conocéis, seguro que habéis adivinado a quién voy a recomendar:
¡Diana! No sólo es un tipo estupendo, sino que sus novelas son de las que merecen la pena leer. Víctor recrea épocas de nuestro pasado, con gran rigor histórico, de tal forma que te sientes trasladado a ellas. Y encima cada día en Facebook nos sorprende con un juego muy entretenido que consiste en adivinar un personaje real (contemporáneo o histórico) descrito en diez líneas de word.
¡Oh! Y sus novelas: La tribu maldita La conspiración de Yuste.
Novela romántica.
Un mundo cargado de escritores increíbles con historias que os atraparán de principio a fin.
Vamos con Mencía Yano
Si os gusta la romántica explícita, os encantará, porque en sus historias siempre hay más, mucho más.
Entre sus novelas: Magnolias para Andrea o El amor siempre llama dos veces.
Otra autora que me encanta, Jane Kelder. Escritora de novela romántica blanca.
Experta filóloga inglesa, ha recreado con gran acierto el ambiente inglés de finales del dieciocho, principios del diecinueva. Con tan acierto que casi tengo la impresión de haber paseado mil veces por la campiña de Horton, escuchando la palabrería de la Señorita Whittemore.
Mis preferidas Adagio en primavera y Gardenias en el lago. (Mas que nada porque no he tenido oportunidad de leer las otras dos)
Volvemos con la romántica explícita y contemporánea para encontrarnos con Raquel G. Estruch.
Contemporánea, algo gamberra y de prosa preciosa, Raquel nos deleita con historias cotidianas de amor, donde los personajes crecerán y descubrirán … Mejor, eso os lo dejo a vuestra imaginación.
Os recomiendo: Un vestido a mi medida. Una historia que no te dejará indiferente.
Y para terminar con las recomendaciones de romántica, os hablaré de dos escritoras que me sorprendieron mucho, porque ¡escriben juntas! Cada una mueve a unos personajes en concreto para describir historias románticas del subgénero fantástico que os aseguro que os sorprenderán. Son Yolanda García y Roser A. Ochoa.
Mi recomendación, empezad por Océanos de oscuridad, primera entrega de la saga. Aunque ahora han publicado La leyenda de Kanhür y con ganas de leerla que estoy.
Y ahora sí, nos adentramos en mi género favorito.
Novela fantástica.
Brandon Sanderson
Autor al que tuve el placer de conocer en la Eurocon 2016, lo cierto es que ha sido todo un descubrimiento, pese a ser un autor consagrado.
Su novela Elantris, no sólo me ha cautivado, me ha abierto los ojos a una nueva era de la fantasía. ¿Hace falta que os lo recomiende?
J.R.R. Tolkien
¿En serio necesita presentación? Por supuesto, El hobbit, El Señor de los Anillos y El Silmarilion, pero hay más, mucho más y no sólo os recomiendo estas novelas (leídas por este orden, a ser posible), sino que sigáis a la Sociedad Tolkien Española para que descubráis al gran autor de la literatura épica fantástica.
C.S. Lewis
Y si hablo de Tolkien, no puedo por menos que recomendar a un contemporáneo suyo, creador del fantástico mundo de Narnia, entre otros libros.
Desde luego de él, recomiendo todos y en especial la colección entera de Las crónicas de Narnia, que no empieza con Narnia, el León, la Bruja y el Armario, sino con El sobrino del mago. Ideal para pedir a los Reyes Magos que se los traigan a los pequeños de la casa.
Jim Megal
Descubrí a Jim en un certamen de novela romántica, pese a que, para mi, sus novelas pertenecen al género fantástico. De prosa fácil y amena, describe sus mundos con gran precisión tornándose reales. Os prometo que he visitado Aldan una y mil veces.
Recomiendo todos sus libros, la trilogía de La luz de Derkac, La guardiana de Aldan e incluso El regalo de papá, aunque todavía no lo he leído porque sé que me encantará. Un buen regalo para mi cumpleaños, por si alguien quiere tomar nota.
Cristina Rodrigo
¡Anda, si soy yo! Pues sí, también te recomiendo El regreso de la magia, primera entrega de la saga Nimarion y Maiutac, el poblado mágico. Aventuras y fantasía a raudales.
¡Hasta la próxima!

domingo, 4 de febrero de 2018

Objetivo: escribir

Objetivo escribir


Soy escritora, es obvio mi objetivo, ¿no es cierto? Pues no, no es tan obvio, porque ¿qué ocurre con lo que escribo? ¿Quién lo lee? ¿De qué sirve?

Os aseguro que estas dudas me asaltan continuamente. Estoy convencida de que a muchos compañeros les sucede lo mismo. Pero no son las peores dudas. Lo peor es cuando sientes que nada de lo que hagas logrará que publiques una obra y menos cuando las editoriales que se ponen en contacto contigo son de coedición (lo que significa que, como escritor, corres con la mitad de los gastos de la edición, cuanto menos) o de autoedición (en este caso, pagas todo tú, mi querido escritor). En esta situación lo primero que te viene a la cabeza es: a la MXXXXA con todo.

¿Sabéis lo que os digo?

¡NO!

Punto número uno: se han puesto en contacto con vosotros. Algo estaréis haciendo bien.

Punto número dos: ser escritor es una carrera de fondo.

Punto número tres: existen otras vías de publicación.

Sí, amigos escritores, existen otras vías de publicación, como por ejemplo vuestro propio blog, en el que podéis publicar vuestros escritos, dándoos a conocer en las redes. Hay quien ha tenido mucho éxito siguiendo éste camino. Otra opción es escribir en plataformas como Me gusta escribir o Sttorybox , plataformas en las que están detrás editoriales a la búsqueda de nuevos talentos (aunque también ofrecen la opción de autoedición). La tercera opción es un tanto controvertida en nuestro ambiente: los concursos.

Concursos
¿Son de verdad? ¿Qué hay de tongo detrás de ellos? Lo cierto es que no puedo aclarar las dudas que van a asaltar al respecto, pero son útiles. ¿Por qué?

En primer lugar te ayudan a planificarte, ya no tienes todo el tiempo del mundo para escribir tu novela, tu relato o tu poema. Ahora tienes una fecha límite de entrega y no puedes fallar.

En segundo lugar es una forma de lograr que publiquen algunos de tus relatos, poemas, microrrelatos de forma gratuita (hay muchos concursos en los que el premio es la publicación) y empezar a escribir tu currículo literario.

En tercer lugar, es otra posibilidad de contactar con las editoriales. Algunas ya no aceptan manuscritos, así, los concursos te permiten darles a conocer tu obra. Independientemente de si crees que están amañados o no, lo cierto es que las editoriales, grandes o pequeñas, los usan para descubrir nuevos talentos. Es difícil, no lo niego. Tampoco debemos pensar que simplemente por presentar una obra ya nos van a contratar, aunque tampoco podemos descartar que suceda. La esperanza es lo último que se pierde.

He de reconocer que tengo por costumbre presentarme a ellos. Me sirven de motivación, planificación y cuando pierdo alguno (o muchos), lo que pienso es que aquella obra necesita una revisión para lograr que sea mejor.

¿No me creéis? Pues os voy a hacer una lista de mis próximos proyectos. (Los que aparece una X es que se presentan con seudónimo y por tanto no puedo desvelar el título)

El viaje de Ábsolom. Novela fantástica. Limite: 30/03/2018 Premio Minotauro
XXXXXXXXXXXXXX. Antología poética. Límite: 28/04/2018 Premio Valencia de Poesía en Castellano 2017
XXXXXXXXXXXXXX. Reláto de viajes. Límite: 30/04/2018 XVII Concurso de “Cuentos sobre ruedas”
XXXXXXXXXXXXXX. Novela negra. Límite 05/05/2018 XX Premio de Narrativa Francisco García Pavón
Los siete magos: la llamada. Novela fantástica. Límite: 15/05/2018 Premio de novela Café Gijón 2017
XXXXXXXXXXXXXX. Novela fantástica. Límite 28/05/2018 10º Premio Tristina de novela fantástica
XXXXXXXXXXXXXX. Relato fantástico. Límite 31/05/2018 VIII Premio de literatura infantil “Ciudad de Málaga” 2017
XXXXXXXXXXXXXX. Novela fantástica. Límite 14/07/2018 XXII Edición del premio de novela Vargas Llosa
XXXXXXXXXXXXXX. Novela fantástica. Límite 15/09/2018 XXVI Premio Edebé de literatura infantil y juvenil
Para los que os preguntéis cómo puede ser que me plantee presentarme a tantos concursos, os diré que tan sólo 6 de los proyectos son nuevos, el resto es material a revisar y presentar.

¿Os animáis a presentaros?

domingo, 21 de enero de 2018

A todos nos encanta crear

A TODOS NOS ENCANTA CREAR

A veces sentimos que nada ni nadie nos puede detener, nos sentimos creadores de historias maravillosas. Otras, en cambio, sentimos el vacío en nuestro interior, una negrura que amenaza con destruirnos, En el fondo no importa como nos sintamos, a todos nos encanta crear. Sea escribiendo ... o leyendo.

Sí, leyendo. Tambien la lectura nos inspira, nos hace imaginar que somos parte de la historia que estamos leyendo, sea la de un amante solitario o la de un pirata espacial.

Es en esos momentos cuando sentimos con más fuerza la arrebatadora sensación de la inspiración.

Escribe.

Escribe, incluso si al sentir esa fuerza no sabes que hacer. Ponte frente al teclado, abre un editor de textos y deja que tus manos fluyan por el teclado, cual patas de una araña tejiendo su tela. O coge un bolígrafo y una agenda.

Sí, una agenda. Con esa sensación en tu interior, y la pequeña idea que ha surgido en tu corazón, planifíca tus siguientes movimientos. Decide cuanto vas a escribir cada día, 10 palabras, 100 palabras, un capítulo, no importa que sientas que sólo puedes escribir muy poco rato al día. Márcate un objetivo diario y cúmplelo. Eso sí, no te pases de optimista, no hace falta que seas pesimista, seguro que si te lo propones, podrás escribir como mínimo cinco minutos al día. Oye, párrafo a párrafo se escribe un libro, no lo olvídes.

Si te marcas objetivos realistas y no sólo para el día siguiente, sino atrévete a marcarte todo el año, verás que pones una muesca al lado de tu hito diario, pero no una marca cualquiera, sino la que indica que lo has logrado. Así, paso a paso, escribirás lo que te propongas.

¿Te animas a escribir?

La semana que viene, más y mejor.