lunes, 19 de octubre de 2015

Obsidiana

¡Hola de nuevo mis queridos lectores!

Esta semana quiero compartir con vosotros un pequeño poema surgido de las angustias y alegrías que siempre rigen mi corazón.

Espero que os guste o cuanto menos os remueva, pues ese es siempre el deseo y la pretensión de esa amiga veleidosa que es la poesía.


Obsidiana

Color o ausencia,
luz u oscuridad,
dicotomía intransigente
que obliga a decidir,
absurda, dolorosa,
severa y veleidosa,
realidad de postulados
sin sentido
que recrea un universo efímero,
tan pasajero
como los días de lluvia,
tan duradero
como las nieves de la montaña.


Y sin embargo,
poco importan las razones
cuando el corazón se impone.

Cristina Rodrigo


No hay comentarios:

Publicar un comentario